Tocar la piel para llegar al corazón

Natalia González Sañudo

Solía caminar por la calle Riego de Agua en A Coruña, era un paso necesario entre mi estudio y mi casa. Cada día, miraba un letrero adosado a la entrada de un restaurante que decía ‘arte sano’.

Siempre me considere una artesana en mi labor, el artesano para mi tiene mucho de oficio y mucho de arte. Y ese arte es el que se traduce en instante, instante de un tiempo lento, de un tiempo sentido, de un tiempo que hace espacio. De un tiempo que esta vivo.

Hace muchos años atrás me tope con una técnica de masaje ayurvedico, siempre mi interés estuvo deambulando entre el cuerpo, el arte y la expresión. Así que mis estudios a lo largo de esta vida mía, han ido a la búsqueda de un trazo que uniera estos puntos de interés en mi. Este encuentro tuvo una profunda impresión: lo que yo vi fue una danza. Una danza que era vida. Una danza entre cuerpos. Una danza silenciosa, cadente e invisible que dejaba una profunda huella en el otro. Y en mi.

El masaje ayurvedico que yo descubrí un día por casualidad, era ni mas ni menos que el masaje de la maestra de Poona, Kusum Modak. Era arte en movimiento, era mucho mas que el yoga y el ayurveda separados o juntos, era la unión de todos los aspectos que yo estaba buscando para hacer de una técnica, una posibilidad de crear un cuerpo-vida. Y así me dedique a la practica de este arte. El arte de compartirse con un otro y aprender a ser uno. El arte de aprender a tocar la piel para llegar al corazón. El arte de tocar y ser tocado.

Mi espacio de trabajo no sólo comprende las sesiones individuales, sino que también me dedico a la enseñanza. Y es justamente aquí, donde yo considero que mi trabajo cobra un vuelo increíble. Y eso, me encanta. Las alumnas (o alumnos), llegan con la intención de aprender ’una técnica’ y encuentran un espacio creativo de expresión. Un lugar en el cual yo comienzo a entrelazar el aprendizaje de la técnica con su expresión singular. Cada alumna (o alumno), encuentra su propia originalidad y sentido, su propio proceso creativo en practica.

¿Cosas que me inspiran? Soy una devoradora de naturaleza. Me gusta respirarla, sentirla y vivirla siendo parte. Jugar y experimentar son dos actividades vitales para mi. Me gusta la vida a un tiempo lento, descubrir paisajes cotidianos, pequeños y singulares. Crear posibles, siempre.

Natalia González Sañudo

Autor Natalia González Sañudo

Más publicaciones de Natalia González Sañudo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: