FRAN

“Entender al cuerpo como sistema e ir creando líneas en él. Esta forma de vernos me hizo relacionar al cuerpo directamente con el arte y las bellezas de sus líneas, saliéndose del estereotipo y comprendiendo que en cada disposición, el cuerpo nos está contando algo, su historia, y creo que esto es de lo más bello que me quedó de todos los encuentros.”

Siempre voy a resonar con esta reflexión: Cuando estamos en sesión, y somos conscientes de todos y cada uno de los movimientos que hacemos, con amor y respeto por cada ser, entonces la capacidad de curación del ser despierta y actúa en toda su plenitud, profundidad y magnificencia.”

JULIA

“Reconocer a mi cuerpo y a los cuerpos como totalidades hablantes”

[El encuentro con el propio cuerpo] “La recepción permitió comenzar a sentirme a través de las manos y propuestas de movimiento de las otras compañeras. Al tacto de las manos /espejos fui identificando líneas de detención, rigidez, cansancio y dolor así como también circuitos de placer, relajación, estímulos eléctricos y energéticos que vinculaban áreas que parecían distantes e inconexas.  Fui descubriendo la suavidad del toque epidérmico y vincularlo al registro de la envoltura, de la contención.  Así como también registrando la firmeza y fluidez rítmica de un toque óseo, trasmisor de movimientos como ‘ondonadas’ por toda la estructura.”

[El encuentro con el proceso de aprendizaje] “Alguno de los estadios por los que he transitado desde comenzadas las prácticas: en un primer momento confianza, mezcla de inocencia e intensidad, también cansancio y rigidez.  Profunda relajación luego de recibir los masajes, sentir la energía que se genera y que se ocupa luego de dar cada masaje.  ¿Cómo ordenar toda la información?: sentí miedo ante la complejidad, dudas, detención, inestabilidad en el ritmo de las prácticas, registré mi propia inmovilidad y como en muchos momentos me parecía encontrarme “desnuda” ante un cuerpo “desnudo”. Entonces, volví a confiar en el movimiento y en la memoria corporal, que traen la información registrada en el cuerpo luego de haber recibido un masaje y se conjuga con lo aprendido visto y practicado. Las manos fueron recordando por dónde era el camino, fui siguiendo esa intuición con cautela, bajando el ritmo para comprender y acomodándome para realizar una práctica cuidada. Y la sorpresa surgieron ante cada nuevo encuentro: descubrir un bloqueo, y luego otro, cerramientos que se vinculan entre sí, intuir/ver/sentir las líneas sobre el cuerpo mientras voy haciendo, encontrarme otra vez con los olvidos y volver a repasar. De vuelta a la confianza, otorgada por el propio cuerpo en el hacer, una confianza que siento se va construyendo en la medida que me muevo. Cada vez puedo pasar por estos estadios, y cada vez también siento felicidad al concluir la práctica, disfruto de lo sentido en el cuerpo. “

CARINA

“Se necesitan dos para conocerse uno…” Gregory Beteson

Tocar-sentir-entrar-soltar-conectarse-escuchar-observar-abrir-estirar-mecer-atravesar-percibir-proyectar-recorrer-fluidos-fluir-huesos-musculo-piel…

Observo los cuerpos… ¿Cómo eligen transitar las personas? ¿Cómo se mueven? ¿Qué tono muscular tienen? ¿Cómo detienen su andar? ¿Cómo seden el peso del cuerpo en el suelo? ¿Cómo reciben el toque de la mano en su cuerpo? ¿Cómo el paso del tiempo transforma los cuerpos? ¿Cómo abandonamos el cuerpo? ¿Cómo conecto con los otros­-otras…? ¿Cómo elijen estar…?

“Toco con mi compañero, nos escuchamos el uno a otro, nos vemos cada uno en el espejo del otro, nos conectamos con lo que oímos. Él no sabe dónde voy yo, yo no sé adónde va el, y sin embargo anticipamos, sentimos, conducimos y seguimos al otro” Stephen Nachmanovitch

El encuentro con las compañeras fue muy enriquecedor, poder compartir, intercambiar, analizar lo dado, tomar decisiones a partir de la observación. El vínculo de la mano en el cuerpo del otro-otra, la relación con el mismo y la creación del espacio que genera.

¿Qué itinerario realizo? Crear recorridos en el cuerpo del otro… El cuerpo como mapa, chequearlo para poder viajar, explorar para generar espacios, más sutiles, más profundos, más enérgicos, más fluidos.

Natalia González Sañudo

Autor Natalia González Sañudo

Más publicaciones de Natalia González Sañudo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: